Buenos dias, me encuentro en la costa atlantica, más exactamente en Arjona (Bolivar) y tengo un predio de 22 Has, con cerca electrica instalada y riego.

 

Me han surgido ciertas inquietdudes con respecto al negocio ganadero y las expongo a continuación con el fin de poderlas discutir en estos foros muy didacticos y bastantes aclaratorios en cabeza de Michael Rua, el cual tuve el placer de conocer personalmente y que saludo miuy cordailmente.

 

Cuál es la mejor alternativa que tenemos los pequeños productores hoy en día para obtener las mayores utilidades y el negocio sea rentable?

 

Este es un punto álgido y delicado que es el primero que debemos tener bien claro, no podemos dejarnos llevar por la pasión sin antes realizar un buen análisis económico de nuestra empresa
ganadera para posteriormente decidir cual debe ser el objetivo final de nuestra finca (carne ?, o leche ? y concluir si nuestro negocio es rentable o no.

 

Entonces surgen cualquier cantidad de preguntas, que debemos respondernos a medida que vamos analizando.


Que es lo mejor para nuestro negocio, y que flujo de caja necesito para el sostenimiento de la misma ? Esta claro que para tener animales se necesita tener comida y de buena calidad, y como somos productores pequeños no nos podemos dar el lujo de tener unos pastos mal manejados, por que desapareceríamos en un par de años.

 

Ahora si nos decimos por producir leche, debido a que posee un flujo de caja mayor, cuanto nos pagan por un litro de leche hoy en dia? Cuantos litros debemos obtener diariamente y cuantas vacas
puedo sostener de acuerdo al tamaño y organización de nuestros potreros ? Ahora, como se encuentra nuestro intervalo entre partos, debido para que exista producción de leche se necesita tener una vaca parida, posteriormente surgen preguntas como que hacemos con los animales destetos ? salimos de ellos inmediatamente o los llevamos a un mayor peso ? Nos quedamos con las hembras y salimos de los machos? Tenemos la capacidad de mantener las vacas horras?

 

Con respecto al engorde de machos, estamos en la capacidad de sostener los gastos fijos de nuestra empresa hasta la venta de animales, cual debe ser el peso mínimo de compra y hasta que peso
los vamos a llevar y en cuanto tiempo ? Cuantos animales mínimo debo tener ?


Solo quería dejar algunas preguntas para que analicemos y escuchar comentarios de acuerdo a sus experiencias obtenidas en el negocio ganadero



Muchas gracias

 

Cordialmente,

 

Carlos Mario Argote

 

Vistas: 892

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Sr Argote,

 

Gracias por iniciar un nuevo foro en el área de Economía y Negocios en la Empresa Ganadera en nuestra web de Cultura Empresarial Ganadera

Carlos Mario,

 

Un emotivo abrazo de fraternidad, con el más grato recuerdo para usted y su familia, de sus amigos en la capital...

 

Interesante foro, al cual respondo con el mayor gusto como primer participante del mismo y de la siguiente manera:

 

A la pregunta: ¿Cuál es la mejor alternativa que tenemos los pequeños productores hoy en día para obtener las mayores utilidades y el negocio sea rentable?

 

Mi respuesta es:

 

1. Qué enorme privilegio es contar con un predio o terreno, cultivable y además apto para mantener una producción agro-pecuaria (cultivos y animales). Sin duda, este es uno de los regalos de Dios para el hombre más dignos de todo nuestro agradecimiento y de nuestra valoración. No todos los seres humanos sobre el planeta cuentan con un terreno para fines agropecuarios, así que no a todos Dios nos ha permitido gozar del privilegio de administrar aunque sea 1 o 2 Ha de su creación. Y ya saben lo que dice Dios a través de La Biblia: "al que más se le da, más se le exige" (Evangelio de Lucas, capítulo 12 verso 48 dice literalmente: "porque a todo aquel a quien se le haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado más se le pedirá".

 

Esto no significa que quien tiene una tierra pequeña, no se le va a exigir o se le va a exigir poco. Más bien, quiere decir, que si al que tiene poco y se le ha dado poco, se le exigirá, muchísimo más a quien se le ha entregado más para darle una óptima administración. Podemos recordar el ejemplo de Jesús en su Parábola de los Talentos o de los tres siervos, cuando un capataz (o propietario de un terreno de cultivos) tenía que hacer un largo viaje, y reunió a tres de sus empleados, y a cada uno le confió una parte de su dinero, dividiéndolo en proporción a las capacidades de cada uno. A uno de ellos le dio una parte, al otro le dio dos partes y al otro le dio cinco partes.

 

El hombre se fue de viaje, y mientras tanto, el hombre que recibió cinco partes de inmediato las puso a trabajar y produjo el doble, es decir, produjo cinco partes más con las cinco que recibió, completando así diez partes. Lo mismo hizo el que recibió dos partes, trabajó con ellas y produjo dos más, es decir, duplicó lo recibido, completando cuatro partes. Pero el que recibió una sola parte cavó un hoyo, enterró lo que recibió para mantenerlo escondido y en un lugar "seguro".

 

Mucho tiempo después regresó el amo de su viaje y los llamó a cuentas, para que presentaran lo que cada uno hizo con el dinero que recibió. Por supuesto, quienes recibieron cinco y dos partes, cada uno en su momento, se presentaron ante el amo diciendo, amo usted me entregó cinco (o dos) partes y yo gané cinco (o dos) partes más. A estos dos el amo los llenó de elogios y les dijo estas mismas palabras a cada uno: “Bien hecho, mi buen siervo fiel. Has sido fiel en administrar esta pequeña cantidad, así que ahora te daré muchas más responsabilidades. ¡Ven a celebrar conmigo!”. Pero cuando llegó el turno para quien recibió una sola parte y este le dijo a su amo: Amo, yo sabía que usted era un hombre severo, que cosecha lo que no sembró y recoge las cosechas que no cultivó. Tenía miedo de perder su dinero, así que lo escondí en la tierra. Mire, aquí está su dinero de vuelta. Entonces el amo le dijo: “¡Siervo perverso y perezoso! Si sabías que cosechaba lo que no sembré y recogía lo que no cultivé, ¿por qué no depositaste mi dinero en el banco? Al menos hubiera podido obtener algún interés de él”. Luego ordenó que le quitaran la parte de dinero que le dieron, y se las dieran al que había producido diez.


Jesús culmina esta enseñanza diciendo así: Y el amo dijo "A los que usan bien lo que se les da, se les dará aún más y tendrán en abundancia; pero a los que no hacen nada se les quitará aun lo poco que tienen. Ahora bien, arrojen a este siervo inútil a la oscuridad de afuera, donde habrá llanto y rechinar de dientes".


¿Qué es lo que quiero decir a los productores ganaderos que leerán este foro con estos comentarios que hago? En realidad varias cosas: la primera es que la historia se repite, y se repite, y se repite, una e infinidad de veces. Muchos ganaderos son como estos tres empleados. Unos usan bien su tierra y la hacen producir prósperamente, mientras otros, y lamentablemente la mayoría, por quejarse mucho y enfocarse en lo malo, y por ser miedosos (lo digo por el personaje del ejemplo), no quieren arriesgar nada, y prefieren "enterrar su dinero" en vez de hacerlo producir.


La segunda cosa que quiero decir es que ninguno debe subvalorar o menospreciar lo que Dios le ha entregado. Si una tierra posees, sea pequeña o grande hay que hacerla producir, porque eso es lo que hacen los buenos administradores. Desde luego, estos buenos administradores saben que para ganar HAY QUE INVERTIR. Si miramos la enseñanza de Jesús, él nos muestra que no importa cuánto tenemos, sino qué hacemos con lo que tenemos, pues no todos tenemos las capacidades pero podemos hacer producir proporcionalmente lo que tenemos. Notemos que los dos empleados que más recibieron, uno recibió cinco partes de dinero y el otro apenas dos, pero ambos hicieron el mismo trabajo, es decir, AMBOS DUPLICARON lo que les fue entregado, es decir, ambos hicieron producir lo recibido al 100%. Uno recibió menos que el otro, pero los dos duplicaron lo recibido. Eso para mi significa que no importa tanto el tamaño, ni los recursos, lo que realmente importa es que con una óptima administración podemos lograr hacer producir lo que tenemos, sea poco o sea mucho.


¿Qué están haciendo los productores ganaderos con la tierra que poseen? (tierra que Dios confió en sus manos para que la administren). Porque el que no la hace producir, y la tiene ociosa, no se de qué manera, pero es seguro que la va a perder. Ahora, la otra pregunta es ¿cómo la está haciendo producir? porque una buena administración no solo significa consumo, porque si evaluamos bien la enseñanza de Jesús, entendemos que el buen administrador produce sostenible y sustentablemente, es decir, lo que produce no lo hace consumiendo lo que posee (recibieron cinco y dos partes y produjeron 10 y 4 partes, el doble, lo que significa que no consumieron lo que se les dio, sino que lo reprodujeron).


La verdadera RENTABILIDAD de un negocio ganadero no está en generar INGRESOS, sino en generar GANANCIAS. Muchos ganaderos son productivos, pero no todos son rentables, y existe un gran abismo entre ser productivos y ser rentables. Porque muchos ganaderos producen ingresos consumiendo lo que tienen, le deben la finca entera a un banco, el ganado lo tienen casi empeñado, y la producción de carne o leche embargada por los acreedores. Producen, claro, porque tienen la más alta tecnología, la mejor genética, el mejor software ganadero, maquinaria y equipos tecnificados y sistematizados, etc. pero, lo que producen tiene un costo tan alto, que deben más de lo que ingresan. Y ni que decir de los que están DESTRUYENDO la tierra que poseen por el afán de obtener cada vez más ingresos, y no visualizan su futuro, ni se preocupan por perpetuar los recursos, sino que los derrochan, no solo el dinero, sino la naturaleza que constituye el escenario donde producen con su ganado. Deforestan, erosionan, envenenan, incendian, en fin, solo están enfocados en producir mucho al costo que sea. Y yo me pregunto ¿para donde creen que van? ¿cuánto tiempo más creen que van a ser productivos? dicen por ahí que NO HAY MAL QUE DURE CIEN AÑOS, NI TAMPOCO HAY UN CUERPO (y esto de cuerpo incluye a todos los seres vivos y el entorno en que habitan) QUE LO RESISTA!!!

 

Luego, que cosa tan absurda es que sigamos necia y testarudamente pensando que como vamos vamos bien (eso mismo decía un borracho). Yo en cambio opino que vamos muy mal, y que estamos LITERALMENTE enterrando el dinero, la finca, los animales, todo. Se lo estamos regalando a los acreedores que muy amigablemente te prestan todo el dinero que quieras, pero luego cruelmente y despiadadamente te dejan en la calle.

 

Dios, que es el verdadero dueño de la tierra y los animales que están en nuestras manos para hacerlos producir, lo que quiere es que seamos como esos sirvientes o empleados de la historia de Jesús, que con lo que tenemos, inteligentemente, o mejor, sabiamente, hacemos un uso óptimo de ello, y sin consumirlo, lo hacemos producir. ¿Qué tal si esos empleados al regreso de su amo le hubieran entregado cinco partes o menos al que recibió cinco partes, es decir, lo mismo o menos de lo que le fue confiado, o al que recibió dos partes hubiera entregado dos partes o menos? ¿acaso no les hubiera ido peor que al que enterró el dinero en un hoyo para que permaneciera seguro? por supuesto que les hubiera ido peor, porque al menos ese conservó la parte que le dieron, pero, si los otros hubieran entregado lo mismo o menos, seguro les va muy mal porque no solamente no produjeron, sino que invirtieron para perder, y entonces el héroe hubiera sido otro.

 

Así mismo, sucede con nosotros, los ganaderos, porque muchos invierten a pérdida, y mientras más tenga más pierde, y mientras más pierde peor, porque va venir el día en que lo que tenemos, mucho o poco, si lo tenemos produciendo a pérdida, nos lo van a quitar.

 

La tercera cosa que quiero decir es que aprendí que la clave entonces no está en tener mucho dinero, o tierras muy grandes, sino como dice Jesús a través de esta parábola, está en USAR BIEN LO QUE SE LES DA, lo que tienen en sus manos. porque el que así hace, se le dará cada vez más porque demuestra ser confiable, y buen administrador de la creación de Dios. Y aclaro que la Palabra de Dios se cumple sobre creyentes y no creyentes, o en otras palabras, la ignorancia de la ley no nos exime de que aplique sobre nosotros. Sin embargo, mucho más lo disfrutan quienes lo conocen, porque actúan con sabiduría y prudencia.

 

La cuarta cosa que aprendí de la enseñanza de Jesús en esta parábola es que si no vamos a administrar bien la tierra que poseemos, los ganados y todos los recursos que hay en esas fincas para que saquemos de ellos provecho sin destruirlos ni deteriorarlos, mejor entonces no lo intentemos, y coloquemos ese dinero en un banco a intereses, pues como lo dice Jesús en la parábola, al menos así recibiremos de ello los intereses.

 

2. Queremos ser rentables, pero no queremos invertir. Una ley universal es que "no se gana un pollo si no se invierte un huevo". Es decir, queremos que nuestras ganaderías sean RENTABLES, pero no queremos invertir lo necesario para que así suceda. Y peor, los que si invierten pero invierten mal, porque invierten para perder (ya esto lo comenté). Los ganaderos somos snovistas, es decir, la moda nos lleva muy fácil. Cuando uno es snovista, es porque desea aparentar, se preocupa más de la apariencia que de la realidad. pero, mucho más profundamente, cuando uno NI TIENE BASES SÓLIDAS, entonces es fácilmente llevadero de cualquier corriente o viento que sopla. Allí es cuando yo digo que "cuando uno no sabe para donde cualquier bus le sirve, y se monta en cualquier bus hasta que llega a cualquier parte pero nunca llega al destino correcto". Yo me baso en la palabra de Dios para decir esto, porque como el que no conoce a Dios, no tiene los pies sobre la tierra y no sabe para donde va al final del camino, se deja llevar de cualquier viento de doctrina, y se acomoda donde lo hagan sentir mejor, pero nunca sabe si en el "bus que se montó" realmente lo está llevando al destino final que realmente le conviene. Aplicando este principio sobre nuestro ejercicio de la ganadería, somos fácilmente llevaderos de cualquier "doctrina" porque los ganaderos nos e ponen una meta, ni mucho menos se plantean objetivos de corto y mediano plazo, objetivos que en la medida que se vayan cumpliendo uno a uno, nos acercan al destino final o meta a la que queremos llevar.

 

Muchos ganaderos que asesoramos no saben para donde van. Sus fincas "ganaderas" realmente podríamos decir que no son "ganaderas" o ganadoras sino "perdedoras". No tienen un norte. Entonces cruzan vacas con toros indiscriminadamente, o creen ir bien porque usan las mejores de sus vacas con el toro más famoso, de la raza más popular del momento, pero, cuando evalúan, tienen una mezcolanza de animales que no se sabe si van a producir leche eficientemente, o carne eficientemente, entonces tienen animales que no aportan a llegar a ninguna meta, porque simplemente esa meta no existe. Otro ejemplo, los que están produciendo carne, y se sienten cansados porque no reciben un buen precio por sus animales y porque prácticamente de su bolsillo sostienen la finca y el negocio hasta poder vender un grupito de novillos, y de la noche a la mañana les da por pasarse a ser ganaderos de leche, porque desean mejorar el flujo de caja, y entonces compran vacas y se equipan para ordeñar, y cuando ya están metidos hasta el cuello, se dan cuenta que el negocio de la leche también padece el mismo mal, me refiero, a que los lecheros se quejan porque no pagan la leche a buen precio. Y cuando van a ver, sus ganados son una mezcla de razas cebuínas cárnicas con razas europeas lecheras, que ni producen carne eficientemente ni tampoco producen leche eficientemente.

 

Todo esto sucede por falta de PLANIFICACIÓN. Los ganaderos deben ponerse una meta, una individual en su finca, y otra colectiva, porque uno puede ser el mejor ganadero del mundo, pero si trabaja solo, solo se queda, y fácilmente será absorbido por las masas. Muchos excelentes bancos que habían hace unos años fueron absorbidos por los grandes, simplemente porque los pequeños (un individual no es nada comparado con una colectividad) siempre van a ser absorbidos por los grandes, ya que una colectividad es mucho más sólida y fuerte que una individualidad. El problema de los ganaderos es que somos desconfiados, envidiosos, avaros, y eso no nos deja prosperar. Carecemos de solidaridad, no tenemos trabajo en equipo, nos falta demasiada cultura y disciplina para eso. Sin embargo, hoy por hoy estas barreras egoístas hay que derribarlas, porque o trabajamos en equipo, o vendrá el tiempo, y será muy pronto, en el que los egoístas van a desaparecer, pues el mundo va en la tendencia de la economía solidaria, pues hay demasiadas bocas que alimentar, y se requiere d todo un engranaje de equipo para satisfacer esa demanda.

 

3. Carlos, y todos los lectores de este foro, hace mucho tiempo aprendí que tal vez el mejor negocio en la empresa ganadera no está en producir LAS MAYORES UTILIDADES NI LA MAYOR RENTABILIDAD. Más importante que eso es trabajar para que produzcamos generando GANANCIAS SATISFACTORIAS, sin empeñarnos en que sean las máximas. Por experiencia se que la máxima rentabilidad la produce un FEED LOT, pero ¿a qué costo?. Claro, hay quienes dicen que no importa el costo siempre que el costo se pague y se generen utilidades, pero yo difiero de ello, porque cuando digo ¿a qué costo? no estoy pensando solo en dinero, estoy pensando primeramente en los recursos humanos, primordialmente en mis empleados y en sus familias, estoy pensando en mi mismo y en mi esposa e hijos, porque a veces nos metemos en una "vaca loca" de ganadería en la que tenemos que dedicar tanto tiempo, esfuerzos e inversiones, que descuidamos nuestro hogar, y mire he visto como las fincas se tragan apartamentos, casas, carros, empresas, y como han acabado con familias y hogares muy bellos, por empecinarnos tanto en que tenemos que producir MÁXIMAS GANANCIAS, estoy pensando también en la perdurabilidad de los recursos naturales de mi finca, estoy pensando en mis animales, estoy pensando en mis vecinos, estoy pensando en la ganadería de mi país y del mundo entero, estoy pensando en el ambiente que nos rodea, en la perforación de la capa de ozono, en el calentamiento global, en el efecto invernadero, en las tormentas tropicales, en el deshielo de los polos, en las inundaciones y demás desastres naturales, estoy pensando en cuantas personas están esperando que yo tenga resultados para copiarme, estoy pensando en el consumidor de la carne y/o leche que produzco.

 

Mejor dicho, en las empresas ganaderas tenemos que pensar en todo y en todos. Por esto es por lo que cualquier asomo de egoísmo debo rechazarlo de inmediato, pues no puedo poner por encima mis intereses particulares a los intereses de toda una comunidad.

 

Aprendí pues, que mejor es tener una empresa ganadera en la que el tamaño de mis inversiones sea proporcional a mi capacidad productiva, y que por cada $1 que yo invierta en mi empresa debo producir $1 más, es decir, debo recuperar $1 invertido y producir $1, para completar $2. Y claro, procuro que mis decisiones conduzcan a mi empresa a producir más de $1 por cada $1 que yo invierta, es decir, si invierto $1 y produzco $2 más para completar $3, mucho mejor, y todavía más si invierto $1 y produzco $3 para completar $4, y así sucesivamente. Y además, me preocupo que cada una de esas decisiones produzcan sin consumir lo que tengo, porque es absolutamente absurdo. No puedo enfocarme a producir tanta leche o carne que me hagan perder la finca, ya sea porque los daños que le causo son irreversibles, o porque por desesperado y necio me endeudé tanto que la entregue a mis acreedores.

 

Aprendí que es mejor tener poco pero con mucha paz y tranquilidad, que tener tanto que no tengo ni paz ni tranquilidad. Que lo que yo produzco tiene que producir paz, felicidad y tranquilidad en mi, en mi esposa, en mis hijos, en mi hogar, en mi familia, en mis empleados, en sus esposas, en sus hijos, en sus hogares, en sus familias, en mis proveedores y en los consumidores de mis productos. Aprendí que es mejor producir alimentos sanos que seguir envenenado al planeta en el que vivimos y a los consumidores de mis productos. Aprendía que el valor del dinero no está por encima del valor de la gente, ni el de la tierra que Dios puso en mis manos, ni el de los ganados que Dios me ha permitido tener, ni el de los cultivos, ni el de todo el entorno en el que produzco. Aprendí que no debo compararme con nadie, porque por estar mirando "el plato" de otros, no me percato que "mi plato" es el que Dios quiere que me sirva de nutrición, o en otras palabras, aprendí a ser igualmente feliz teniendo abundancia o escasez, a ser agradecido en TODO, y a USAR BIEN cada cosa que Dios ha puesto en mis manos para administrar.

 

Concluyo de todo esto que si bien mi empresa ganadera posiblemente NUNCA tendrá las máximas ganancias (utilidades netas) ni la máxima rentabilidad, procuraré que mi empresa ganadera sea la que más bendición lleve a todo el que tenga que ver con ella, desde "la cabeza hasta los pies". Dios no está esperando que yo sea el hombre más exitoso del mundo, ni tampoco que tenga la ganadería más popular y prestigiosa, lo que he entendido es que él está esperando de mi que yo simplemente lo agrade en todo, y que la empresa ganadera que me confía será un modelo de bendición a todo nivel, sin egoísmo alguno. Porque si alguien tendría que recibir "glorias" por mi desempeño en la empresa ganadera que estoy encabezando, ese será Dios. De él es lo que tengo, y se hará solo lo que él quiera que se haga y a su manera no a la mía, pues la de él es perfecta la mía no.

 

4. Concluyo hasta aquí que LA MEJOR ALTERNATIVA no está en una "fórmula mágica". No existe un modelo. La mejor alternativa será la que Dios indique para cada uno de nosotros, aquella en la que todo lo que se haga se haga para bendecir, no para dañar ni destruir, la que se haga para el beneficio de todos y no el enriquecimiento de uno. Creo entonces, que la mejor alternativa es la de hacer producir la tierra con lo que cada uno posea, invirtiendo para ganar y no para perder. Creo que la mejor alternativa es la que se hace con amor. Creo que la mejor alternativa no es la que más utilidades produce sino la que cuida lo que tiene y lo hacemos prosperar con sabiduría. Creo que la mejor alternativa es aquella que podamos heredar a nuestros hijos, y que sea tan hermosa que ellos no duden que la van a perpetuar por generaciones, heredandola a sus hijos, nuestros nietos, y ellos a nuestros bisnietos y así sucesivamente. Ah porque debemos reflexionar que si nuestros hijos no se sienten atraídos por la empresa ganadera, es porque nosotros no hemos sido para ellos el mejor ejemplo, pues sienten que nosotros preferimos la finca que a ellos, y no les inculcamos que esa finca no es más importante que ellos, sino que tiene un nivel de importancia tal que hasta en eso tenemos que agradar a Dios, y que lo que en ella producimos es para bendición. 

 

Luego, ya quisiera yo poderles decir, hagan esto o aquello, y seguro van a tener ganaderías rentables. Más bien tendré que decirles SEAN BUENOS ADMINISTRADORES de lo que Dios ha puesto en sus manos, y CUALQUIER negocio que emprendan va a ser lo suficientemente rentable como para que lo disfruten con alegría, paz y tranquilidad, no solo ustedes como propietarios, sino también sus familias, sus empleados y las familias de ellos, sus proveedores y también sus consumidores.

 

5. Hay una cosa que los ganaderos siempre quieren saber, y eso es, ¿qué es más rentable, la lechería, la ceba, la cría, el doble propósito, el triple propósito, la transferencia de embriones, la clonación, el pastoreo, el PRV, la semiestabulación, el feed lot o estabulación...?

 

Pero esa pregunta no debería hacerse, porque así quisiéramos no todos vamos a hacer ceba, no todos vamos a ordeñar vacas, no todos van a dedicarse a criar animales, porque si todos ordeñamos y producimos leche, ¿quién produce la carne?, y si todos producimos carne ¿quién produce la leche?, y si todos criamos ganado ¿quién produce la carne y la leche?... o mejor dicho, para explicarme mejor, la clave de una empresa ganadera exitosa no solo está en el propósito productivo hacia el cual lo orientemos, porque eso tal vez sea algo envidioso, no tengo que mirar a otros y compararme con ellos, yo puedo ser el mejor cebador del país o del continente si así me lo propongo, y eso lo puedo alcanzar independietemente de si elijo pastoreo o producción con uso de establos, si hago las cosas correctamente, lo puedo lograr, el medio no es lo verdaderamente esencial ni lo importante; o puedo ser el mejor productor de leche si así me lo propongo, o el mejor criador; pero ¿para qué compararme?, simplemente debo hacerlo todo para BENDECIR, dice la Biblia parafraseando un poco que "si hacemos TODO como para agradar al Señor nuestro Dios, será así mismo de agrado para mi, para mis empleados, para mi familia, mi hogar, para los que consumen lo que produzco, porque tiene la aprobación de Dios". Dice también que no hagamos lo que hagamos solamente bien cuando nos estén mirando, como si quisiéramos ganar el favor humano, sino, que lo hagamos con integridad de corazón y por respeto al Señor nuestro Dios, porque lo que hacemos lo vamos a tener que pagar, y en esto, dice La Biblia, que Dios no tiene favoritismos con nadie, sino que de todos espera lo mismo por igual, tengamos mucho o poco, porque si servimos a alguien no es para recibir adulación o recompensa de la gente, sino de Dios porque no servimos a nadie ni bendecimos a nadie si primero no nos aseguramos que lo que estamos haciendo es para agradar a Dios, pues servimos a la gente porque a Dios le servimos. (Colosenses 3: 22 a 24 - "...no sólo cuando ellos los estén mirando, como si ustedes quisieran ganarse el favor humano, sino con integridad de corazón y por respeto al Señor.23 Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo,24 conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor.25 El que hace el mal pagará por su propia maldad, y en esto no hay favoritismos. 

 

A Dios no le vamos a presentar cualquier "mamarracho", para él lo mejor, y si hago para él lo mejor, entonces todo el que tenga que ver con mi empresa ganadera recibe LO MEJOR, y para eso no tengo que compararme con nadie. Entonces caemos en la misma conclusión, lo que no somos, o no hemos aprendido que debemos ser es BUENOS ADMINISTRADORES de lo que Dios ha puesto en nuestras manos. Esto es BENDICIÓN para nosotros y para todos.

 

Luego, si fuera por flujo de caja, entonces no existiría ningún criador ni ningún cebador, porque ni la ceba ni la cría tienen FLUJO DE CAJA ya que los ingresos se perciben casi una sola vez al año. Sin embargo, eso puede ser diferente, porque todo depende como manejemos nuestra empresa ganadera, pues si el cebador quiere, puede recibir ingresos más frecuentes, por ejemplo, vender un "camionado" (12 cabezas de 450 a 500 Kg cada una) de novillos o toros gordos cebados para carne una vez por mes o uno cada dos meses, si el trabajo lo planificamos correctamente. Claro, mientras más pequeño el terreno menos flujo de caja en ceba. Y si el criador quisiera podría vender parte de la leche que produzcan sus vacas, sin que ello implique que tenga que introducir razas lecheras europeas a su finca, porque TODAS las vacas producen leche, también las cebuínas y las de razas de carne de origen europeo, refiriéndome a los criadores de cebuínos y taurinos para carne, porque todos los productores de leche crían su propio ganado y venden otra parte. Luego todo es cuestión que se planifique un manejo alternativo y estratégico de terneras con una parte de la leche producida y así liberar otro tanto de leche para vender, así sea que produzcan una cantina de leche diaria, pues eso en el mes ha de representar un muy buen flujo de caja.

 

Luego, el que ceba que cebe procurando ser el mejor ADMINISTRADOR de su propia ceba y no mire a lo demás si lo hacen mejor o pero, no se comparen; y el que cría que se preocupe de ser el mejor ADMINISTRADOR de su empresa ganadera de cría; y el que ordeñe que se preocupe de ser el mejor ADMINISTRADOR de su propia empresa ganadera para producción de leche. Y que todo lo que hagan lo hagan tan bien que agrade a Dios y así la gloria de lo que hacen la tengan en Dios y no en ustedes mismos.

 

Los número deben ser claros, la administración que Dios no enseña es la de INVERTIR $1 PARA GANAR $1, es decir, la de INVERTIR PARA GANAR no para consumir lo producido. El fin de semana pasado escuchaba decir a una ganadera que visitamos en un día de campo que su marido le decía NO PAGUEMOS KILOS DE CONCENTRADO CON LITROS DE LECHE. Sabias palabras, porque ese no es el negocio. Por supuesto, si lo que producimos es leche, el concentrado hay que pagarlo con lo que ingresa por venta de leche, a lo que el señor y la señora se referían, es que hay quienes producen leche a base de concentrado, y el kilo de concentrado cuesta más que lo que pagan al productor por un litro de leche. Luego, no hay que canjear la leche por concentrado mano a mano, si vamos a dar concentrado a los animales, que no sea perdiendo ingresos por venta de leche, sino que cada kilo de concentrado me haga producir suficiente leche como para pagar el concentrado y dejarme una ganancia, de lo contrario, no sirve. Este es un ejemplo palpable, y en la ganadería de ceba podríamos decir por ejemplo que no paguemos litros de herbicida con kilos de carne, porque ese también es un mal negocio. Estos dos ejemplo nos ilustran perfectamente que las cuentas deben ser claras, desde la planificación en la que presupuestamos cuánto invertiremos para ganar cuánto más, haciendo que nuestras empresas ganaderas sean sostenibles (que perduren en el tiempo establemente y en crecimiento continuo) y sustentables (que produzcamos sin consumirnos la finca a pedazos). Esto que nos enseña Jesucristo, es para VERDADEROS EMPRESARIOS que valoran lo que tienen y que toman decisiones inteligentes, bien calculadas, presupuestadas, y que no improvisan trabajando al ensayo-error.

 

No existe un FLUJO DE CAJA ESTANDAR que podamos tener como referencia, el flujo de caja que necesitas es aquel que sobrepasa el punto de equilibrio, pero, ¿qué ganadero hace estas cuentas?, como no los hay entonces NADIE sabe cuál es el punto de equilibrio de una cría, o de un ordeño, o de una ceba o de un doble propósito.

 

La mayoría de ganaderos no tiene ni la más mínima idea lo que es un DÍA ABIERTO, ni mucho menos sabe cuánto dinero pierde LA DÍA por cada DÍA ABIERTO en sus vacas, y si lo sabe, si al menos ha leído del tema, no parece preocuparle, pues la mayoría no hacen mucho para resolver el problema. Aquí es donde los criadores o en general todo el que tenga hembras para reproducción en la finca pierden mucho dinero "ocultamente/invisiblemente".

 

Por ahora dejo estos comentarios a la reflexión, y más adelante con las otras participaciones que se sumen al foro, iré complementando mi respuesta...

 

Carlos, esto es para la reflexión de todos, tal y como propusiste el tema... Para mi tu finca es una maravilla, la topografía es inmejorable, los recursos que posees son excelentes, además, es como todo el mundo la desearía, cerca de la ciudad, de modo que sácale gusto a ese predio, porque Dios te lo ha entregado y espera de ti y tu familia lo mejor. Si deseas darle un giro a tu ganadería, comienza por escribir una META a la cual desees llegar, que sea alcanzable y medible, y cuando ya la tengas definida, evalúa cómo la vas a poder alcanzar, ponte objetivos de corto plazo que puedas ir logrando, y que con el logro de cada uno de ellos vayas sumando paulatinamente para acercarte a lo que te propusiste, y teniendo estos objetivos bien definidos, decide cuáles son las estrategias procedimentales que te permitirán lograr cada objetivo en el tiempo estipulado para ello, ah, y claro, ponle un tiempo a cada cosa, y que sea un tiempo que realmente se pueda cumplir no para hacer las cosas "a la carrera", sino que queden bien hechas, y haz un cronograma de trabajo que pueda ejecutarse aún a pesar de tu dificultad de poder dedicar tanto tiempo a la finca como quisieras, no debes proponerte hacer cosas que dependan de tu presencia, pero si que sean ejecutables en tu ausencia. No quieras hacer todo de una vez, asigna prioridades y ve ejecutando lo más urgente e importante primero, y luego te dedicas a lo demás. Un consejo fundamental, ocúpate de crear un entorno agradable en tu finca, que los motive a ir con frecuencia, porque cuando uno no tiene motivación suficiente para ir a la finca, da pereza y las cosas no se hacen con amor. Cuando tengas todo esto en el papel, haz los presupuestos de lo que debes invertir, y calcula los ingresos, establece una metodología de pago de la inversiones que vas a hacer, y si en el papel el proyecto de reformas te es viable, entonces distribuye tareas asignando responsabilidades y también responsables. Luego todo será cuestión de monitorear que las cosas se estén haciendo conforme a lo programado mediante visitas periódicas. Si puedes invertir en el acompañamiento de un profesional, eso definitivamente es la inversión más inteligente que puedas hacer, porque es la inversión que más fácil se paga cuando tienes un apoyo que te ayude a ejecutar tu plan sin contratiempos ni dificultades, pues ya sabes lo que dicen "zapatero a sus zapatos". No improvises nada, calcula todo bien desde un comienzo.

Ten en consideración finalmente, que un manejo óptimo de tu ganadería te permitiría tener en esas 22 Ha una carga total de animales de 100 UGG (5 por Ha) en pastoreo controlado, y lo mejor, practicando una ganadería totalmente agroecológica. Yo hoy día soy un convencido que como la ganadería agroecológica no hay nada que te permita un trabajo más cercano a lo que desde mi punto de vista cumple con todo lo que he comentado aquí, en especial, en lo referente a lo de agradar a Dios primero que todo con tu empresa ganadera. Y aclaro, no se trata de una técnica en especial, sino de USAR BIEN lo que tienes.

 

De nuevo un saludo afectivo de nosotros para tu familia y para ti, y seguimos en contacto. Y que las bendiciones de Dios sean inagotables en su hogar y en su empresa ganadera.

 

Muchisimas gracias por tan excelentes respuestas y consejos, sabia yo que podia contar con una respuesta de esas que realmente  "te dejan reflexionando y pensando en lo que estas haciendo" y que te "sacuden e incentivan" a programar mejorar las actividades que se realizan dia a dia en la finca. y por ende a fijar metas u objetivos bien definidos a corto, mediano y largo plazo (visión y misión de tu empresa ganadera), de acuerdo a tus recursos como lo comenta Michael.

 

Esta es una de esas respuestas que hay que pegarla en un lugar en la finca, para que sea leida casi que todos los dias por los empleados y no nos olvidemos de las metas definidas, que es algo que que pasa con mucha frecuencia, y por consiguiente a desviar de lo que buscamos en beneficio para todos.

 

Nuevamente. muchas gracias a Michael y a todos los que han participado en el foro y les estaré informando sobre los avances que he tenido al respecto.

 

Michael, seguiremos en contacto y como te dije en cierta ocasión, cuando vengas a la costa no dejes de informarme.

 

Saludos,

 

Carlos Mario Argote 


TRES PRINCIPIOS PARA DAR EL NIVEL MAXIMO

EN TODO LO QUE DIOS NOS HA CONFIADO (por Manuel Vargas Cabrera)


1. APASIONESE POR TODO LO QUE USTED HACE:

a. Haga las cosas de todo corazón.
b. Siempre haga su mayor y mejor esfuerzo
c. Que la excelencia sea notoria en todo lo que usted hace.

 

2. PREPARARSE: Lc 12:47

- Equiparse
- Disponerse

Capacítese formalmente en aquello en lo cual usted ha sido promocionado

La preparación te da:

a. Destreza
b. Seguridad
c. Capacidad de enfrentar problemas.

 

3. VALORE LO QUE USTED HACE:

a. Seguramente lo que usted hace es un peldaño mas en un plan de avanzada diseñado por el rey.
b. Dios te promociono porque cree en ti y sabe que tienes la habilidad de hacer cosas extraordinarias
c. Aunque Parezca insignificante lo que estas haciendo recuerda que todo lo que Dios hace es bueno, agradable y perfecto.

 

Michael, te quiero agradecer y felicitar por esta exelente repuesta. Que buena lección he aprendido hoy. Saludos .

Ricardo

Un buen ganadero DEBE ser un MUY BUEN Agricultor y para ello debe considerar al pasto como un cultivo. Si no, es posible que termine en el mediano plazo o retirandose del negocio o habando mal de "esa vaina" como dicen muchos ganaderos aca en la Costa. Una pregunta para reflexionar: Cuantos ganaderos en la Costa Caribe contratan Ingeniero Agronomo para Asistencia Tecnica en sus pasturas? Cuantos pueden mostrar registros o un Plan de AT en sus pastos? No incluir, en la respuesta, aquellas visitas de "sancocho y ron"

Saludos Sr Carlos:

 

Yo personalmente me he encargado de hacer pruebas en la ganaderia, y he intentado hacer semiestabulacion en el eje cafetero con pasto estrella en pastoreo y elefante para corte en una ladera de mas del 60% de pendiente donde se sembro en surcos y terrazas para que no se rodara la siembra, y asi mismo el corte a machete y cargue desde la ladera hasta el establo que estaba arriba subiendo entre 25 y 30 kg de pasto fresco por viaje por unas escaleras que cuando llovia se volvian unos resbaladeros, era una labor maratonica, y que por mas de que se planificaran tareas conjuntas en un convite con algun ayudante que me colaborara un dia a la semana, eran bastante dispendiosas, por otro lado habia que comprar subproductos de la industria para balancear concentrados y mejorar la eficiencia de la dieta. A pesar de que los rendimientos eran gratos pues no tenia animales por debajo de 700gr diario de ganancia de peso, entonces los resultados eran buenos y la rentabilidad interesante, sin embargo cada vez que ademas de la cargada y picada de pasto, tenia que recoger el excremento del establo para apilarlo y voltearlo una vez a la semana antes de entregarlo a las lombrices, pues veia otra tarea de fuerza que involucra esfuerzo y tiempo, que yo mismo dispuse para lograr mis objetivos de rentabilidad.

 

Las lombrices producen muy buen material organico y que tiene un valor importante en el mercado, entonces me dedique a recoger el humus liquido y el solido para la venta, ademas que se puede vender semilla de lombriz pues este tiene el mejor de los valores pues la reproduccion de ella es impresionante.

Pero siga sumando trabajo, y asi se iban culminando mis dias sin terminar las labores basicas y sin tener tiempo para mi esposa e hijo, pero fue grato saber que tenia productos con un valor que incrementa mis activos y mi rentabilidad.

Ahora empiece a vender humus y lombriz y siga cortando pasto y recogiendo boñiga y alimentando lombrices y cosechando humus y secandolo para la venta, y recogiendo platica.

Por otro lado tengo cria canina de Doberman, Pastor Aleman, y Schnauzer, y ello tambien necesita de mi tiempo.

 

Como esa fue mi dedicacion me pude dar cuenta de lo constante y repetitiva que se convierte la tarea y que al final la platica llega, pero a que costo laboral? pues no valore nunca mi salario. Este fue un laboratorio, para entender que a pesar de ser eficiente y rentable el negocio, es bastante desgastante y tiene altisimos factores de riesgo, por ese tiempo conoci de PRV y me puse a investigarlo y asi llegue a imlpementarlo en los llanos orientales en mi finca con mayor area y sin pastos de corte ni jornadas extensas mas que mover grupos de ganado diariamente con lo cual se simplifico totalmente la carga laboral, y yo mismo me sigo encargando del manejo de los animales, aun conservo las lombrices pero en menor cantidad y con alimentarlas cada 15 dias es suficiente y asi se siguen reproduciendo mientras las voy instalando en mejores camas y mejorando su administracion.

 

La conclusion a la que llegue es que no se me justificaba tener tanto desgaste laboral para lograr unos pesitos de mas sacrificando mi tranquilidad y mi tiempo con la familia, por obtener mayores ingresos, ahora estoy muy relajado en mi PRV preocupado solamente por la sal y las resiembras de pasto en los potreros que aun tienen calvas, para copar toda la Capacidad de carga que alli pueden caber con una meta de 5 o 6 UGG /Ha y que hoy es de 3 UGG/ha sin tener pastos mejorados y una cantidad de calvas que se iran llenando con el tiempo.

 

Y me queda tiempo para atender a mis perros y hacer asesorias en la instalacion de PRV junto con Michael Rua y el equipo de CEG.

 

El flujo de caja lo da su administracion y en ceba es muy sencillo tener varios lotes de diferentes edades mientras que tenga buenos potreros para alojarlos y asi mantener los descansos adecuados que el pasto necesita.

Asi que si ud cree que solo la lecheria puede tener flujo de caja, eso no es totalmente cierto.

 

Felicidades y bendiciones

Javier Vanegas

Ganadero

Criador Canino

Lombricultor

Zootecnista U. de la Salle

Consultor del equipo tecnico de Cultura Empresarial Ganadera

RSS

CULTURA EMPRESARIAL GANADERA Líder en Capacitación, Asesoría y Acompañamiento Profesional en el área de Ganadería.

© 2014   Creada por CULTURA EMPRESARIAL GANADERA.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio